En 1963 nace Il progetto 124 para sustituir al Fiat 1100, 1200 D tipo 103, con el objetivo de desarrollar una versión más simple del Fiat 1300 tipo 116.

Esta versión contaba con un nuevo motor sostenido por cinco puntos de apoyo cuyo código era “124”, diseñado por el señor Aurelio Lampredi y que por supuesto daba nombre al proyecto.

No está demás decir que el 124 tiene a su favor, el haberse convertido en uno de los autos que más se ha fabricado en la historia del automóvil. Además, de SEAT en España, el coche se fabricó en medio mundo bajo licencia, en la Unión Soviética, Turquía, Bulgaria, Corea del Sur, Sudáfrica, Tailandia, Uruguay, Venezuela y Zambia.

No sólo de popularidad vive un coche

El SEAT 124 se ganó su popularidad por las características que lo hacían sobresalir. Era un modelo monocasco, de fácil mantenimiento, con un precio accesible. Su precio de venta era de más o menos 144.432 pesetas es decir, alrededor de 870 euros al cambio actual. Hablamos de un sedán de cuatro puertas y cinco puestos. Con un maletero enorme para un coche de su tipo, nada más que 385 litros. Bajo el capó había un motor delantero de cuatro cilindros en línea, ocho válvulas y un árbol de levas movido por correa. Esta unidad de poder era enfriada por agua, tenía 1197 cm3, que entregaban 60 CV debido a una relación de compresión 8’8, y que le permitían alcanzar los 140 Km/h, aún cuando el peso total del coche era de 855 kgs.

Además, poseía una caja de cuatro velocidades, dirección mecánica accionada por un tornillo sinfín y cremallera, tracción trasera, por eje rígido, con muelle y amortiguador y suspensión delantera independiente con muelle y amortiguador.



Otros detalles que podemos resaltar son el confort interior tales como agarraderas en cada puerta, con perchas incorporadas, espejo retrovisor con dispositivo antideslumbramiento, parasoles orientables hacia arriba, abajo o lateralmente y con espejo de cortesía en el del acompañante. Todo lo anterior le dio el título de Coche del Año en su debut.

Por otro lado, el SEAT 124 marcaba a nivel estético los cambios que traía consigo la década, de líneas redondeadas se pasa a las líneas rectas y ángulos vivos. No queremos dejar de mencionar el gran impacto que causó el SEAT 124 en su presentación en el Salón del Automóvil de Barcelona en el año de 1968. Éste modelo innovador cautivó al público visitante ya que el coche en exhibición se podía dividir en dos y así detallar todo el interior del mismo.

Muchas versiones en catorce años de vida

Del Seat 124 se hicieron varias versiones. Sólo hasta el año 1969 se habían vendido un millón de unidades del modelo original y a partir de ese momento hicieron su entrada las versiones del tipo familiar y el modelo 1430 que entregaba 70 CV de potencia.

En 1970, nace la versión deportiva 124 Sport 1600, el primer vehículo con cinco velocidades hacia adelante que se vende en España con una potencia de 110 CV.

Seat 124 Sport Coupé 1600

Este modelo deportivo en el año 1971 fue remodelado y se llamó 124 D.

El mismo incorporaba doble circuito de frenos, neumáticos radiales y el servofreno en la gama alta. Al finalizar la dictadura en 1975 y después de más de siete años de fabricación en la fábrica de la Zona Franca (Barcelona), Seat se hace con la empresa de Authi en Landaben (Navarra) y lleva a cabo una nueva renovación del modelo, dándole vida al Seat 124 FL “Pamplona”.

Este coche añadía por primera vez, cinturones de seguridad en los asientos delanteros, (éstos se hicieron obligatorios para circular por las carreteras españolas, a partir de 1974), el 22 de enero de 1976 es la fecha de nacimiento de este modelo y trajo consigo la desaparición de las versiones coupé y familiar.

Luego en el año de 1980 y luego de catorce años de fabricación del Seat 124, su producción tocaba a su fin. Para abrirle paso a un nuevo modelo, el Seat Panda. Hasta ese momento la fábrica de Pamplona ya había producido unas 156.000 unidades de los modelos 124 y 1430.



El deportivo Seat 124-1430

El Seat 124-1430 nunca pudo ostentar ubicarse como un gran exponente deportivo. Se presentó en varias competencias y en ellas pudo obtener con orgullo destacadas actuaciones en algunas de las mejores pruebas.

Un Seat 124 GR2 1.300 participó en el rallie Juncosa-Montecarlo, otro Seat 124 Sport 1.600 Rally lo hacía en el Vasco-Navarro, en 1971 y un año después este mismo modelo estaría presente en la salida del Rally de Montecarlo.

El Seat 124 no se presentaría a otra competición importante hasta el año 1977 cuando el Seat 124 GR5 corrió el Rally de la Costa del Sol y un 124 GR4 haría lo propio en el Rally de Montecarlo.

Por último en el Campeonato de España de Turismos, un SEAT 124 GR2 con motor 2.000 cc estaría presente en este importante evento un año antes del final de su fabricación.

Anímate, haznos llegar tus comentarios, cuéntanos si viajaste en un Seat 124, ¿Recuerdas ese viaje? ¿Recuerdas el color del auto? ¿Era el auto de la familia?