Es muy posible que en más de una ocasión hayas escuchado esta frase. Y tras la culminación de la misma, en la tv o en las películas aparece el rostro sonriente del nuevo propietario del objeto subastado. Y por supuesto en ninguna de esas escenas puede faltar un corte hacia el rostro de una hermosa dama que dirige una seductora mirada al nuevo dueño. Sin embargo, no estamos hablando de películas. Nos vamos a sumergir en el mundo de los coches clásicos que no podía escapar del mundo de las subastas.

Una gran cantidad de autos clásicos se subastan y cambian de manos para comenzar a formar parte de la preciada colección.  de algún afortunado con los bolsillos bien llenos de pasta como para pagar elevadas sumas por un coche y sin preocuparse por la renta del mes o los gastos de combustible.

Es en este escenario donde hoy se desenvuelve nuestra historia y seguramente ya se habrán hecho la pregunta: ¿Cuál es el coche que más caro que se ha vendido en una subasta? Podemos comenzar por decirles que no se trata de ninguna marca japonesa, tampoco británica, americana o alemana, no es una marca china, surcoreana o francesa. ¿Aún no lo imaginan?. Vamos a darles unas pistas, es una marca que desde los inicios de la F1 ha estado presente en los circuitos. Se conocen por ser una scudería, cuyo color es el rosso. Por cierto, es un color patentado y se llama Rosso Corsa, si se trata de Ferrari, la casa del Cavallino Rampante.

Las subastas de los coches clásicos más alucinantes

Las subastas de los coches clásicos más alucinantes

38 millones de dólares

Oficialmente el auto más caro del mundo es el Ferrari 250 GTO siempre que se calcule su precio en dólares americanos. Este auto fue adquirido en el año 2014 por la increíble suma de 38,11 millones de dólares. Estamos hablando de un auto fabricado entre los años 1962 y 1964. Para los años 70 su precio no llegaba a alcanzar los 7.000 dólares.

Ahora bien, para el momento en el cual fue subastado este auto, no podemos dejar por fuera a otra poderosa moneda; el Euro y si nos atrevemos a calcular su valor en euros esta cifra alcanza unos 28,5 millones. Y si tenemos en cuenta ahora esta moneda, como referencia, podemos descubrir que existe otro auto que fue vendido por un precio mucho mayor en euros.

Nuevamente no es de sorprender que Il Cavallino Rampante sea el propietario de ese récord. Hablamos del Ferrari 335 Spider Scaglietti 1957 cuyo valor en euros alcanzó la cifra de 32 millones de euros, es decir unos 35,7 millones de dólares. Ferrari la casa italiana fabricante de autos ostenta en su haber el coche más caro de la historia, vendido en dólares americanos y en euros. Apostamos que es un dato curioso que no conocías.